Leer como medio para aprender

La lectura es una de las cosas que más nos enriquece como seres humanos. Gracias a la lectura podemos recordar hechos que ocurrieron hace incluso miles de años, por lo que no necesitamos tener que volver a inventar fórmulas matemáticas o cualquier otro tipo de conocimiento que nos pueda ser de alguna utilidad.

Los avances en cualquier campo se enriquecen gracias a que otros han dejado sus conocimientos, por lo que investigadores en el mismo campo pueden continuar con el trabajo en el punto en el que lo tuvieron que dejar por alguna circunstancia. Así se han conseguido acelerar grandes hitos como las investigaciones médicas o los avances tecnológicos.

Leer nos diferencia de los animales, y nos ayuda a tomar decisiones mejorando nuestra capacidad de raciocinio al poder utilizar nuestro conocimiento para analizar determinados aspectos o asuntos que nos interesan.

Pero la lectura lamentablemente hoy no es algo que le guste a la mayoría, con lo que se hace necesario fomentar e incentivar esta cualidad.
Para esto podemos elegir entre varias opciones con el propósito de que leer se nos haga tan agradable que le volvamos a coger el gusto.

Una de las opciones más novedosa es la iniciativa surprise book, o librería sorpresa. Se trata de una página de Internet en la que por medio de una especie de suscripción los responsables nos envían un libro escogido por ellos, bien sea con los parámetros que nosotros les hemos indicado sobre nuestros gustos o dejarlo por completo en sus manos. Cada vez que les pidamos un libro nos enviarán un ejemplar nuevo y el precio por cada ejemplar es relativamente económico.

La lástima es que esta página aún se encuentra solo disponible en los Estados Unidos, aunque iniciativas como esta tardan poco en extenderse hasta cualquier lugar del mundo, por lo que tenerlos a nuestra disposición fuera de Norteamérica es una cuestión de poco tiempo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Formación Universitaria. Opiniones estudios universitarios.

Regalos y sorpresas entre los jóvenes

¿Cómo cuidar el pasto sintético?