¿Por qué es tan importante que el bebé gatee?

La mayoría de los pequeñitos generalmente empiezan a gatear entre los 6 y 9 meses.
Una vez que ellos puedan rodar y sentarse por su cuenta, empiezan a percibir su potencial para ir del punto A al punto B. Entonces de repente, un nuevo mundo se abre cuando empiezan a arrastrarse y tirarse hacia adelante usando una pierna como impulso y llegando hasta juntar varios movimientos diferentes, avanzando gradualmente en su trayectoria por el suelo.

¿Por qué gatear es tan importante?

Gatear fomenta el desarrollo de muchas capacidades importantes, incluyendo:

-       Coordinación bilateral. El uso coordinado de ambos lados del cuerpo para realizar una tare.
-       Movimientos simultáneos de brazos y piernas.
-       Fuerza. El gateo promueve la fuerza del cuello, brazo y de la mano.
-       Equilibrio. El movimiento el cuerpo es desafiado a encontrar puntos de equilibrio dinámico, esencial para la navegación.
-       Coordinación entre los ojos y las manos y entre los dos lados del cuerpo. El movimiento asimétrico del gateo es uno de los más complejos movimientos de coordinación bilateral;
-       Planificación motora. De repente su hijo es super movido, nuevos retos aparecen al voltear a la esquina
-       Integración de los reflejos primitivos. Un conjunto de movimientos involuntarios e innatos que los bebés hacen en respuesta a ciertos estímulos.

babyeco

¿Y si mi hijo nunca aprende a gatear?

Los bebés que no pasan mucho tiempo en el suelo o en el vientre hacia abajo pueden nunca aprender a gatear. Algunos bebés se quedan "contenidos por bastante tiempo" (por ejemplo, en cochecitos) durante largos períodos de tiempo durante esta fase de desarrollo crucial, lo que significa que no pueden desarrollar la fuerza y ​​las habilidades que necesitan para gatear.

Otras veces, los padres se sienten presionados al comparar a sus bebés con otros niños. Ellos pueden querer que sus bebés anden "demasiado temprano", sosteniendo sus manos y practicando de pie antes de que sus bebés estén preparados para eso. Esto puede hacer que los bebés aprendan a caminar antes de pasar por todo ese importante proceso de gateo y de arrastrarse y rodar. Las condiciones físicas y neurológicas también pueden impedir que un niño aprenda a gatear, como sucede en los niños con parálisis cerebral.

En algunos niños, los reflejos primitivos no han sido completamente integrados, lo que puede conducir a dificultades para controlar y coordinar los movimientos necesarios para el gateo.

El desarrollo sensorial también puede influir en la capacidad del niño para caminar. Algunos niños presentan déficit en el nivel del procesamiento vestibular, lo que puede conducir a problemas con la coordinación y el equilibrio. El procesamiento visual también puede afectar la capacidad del bebé de gatear, pues juzga la distancia entre él y los obstáculos a su alrededor. Los niños que tienen dificultades para el procesamiento táctil pueden no desear quedarse en el suelo o pueden no estar dispuestos a gatear sobre varias superficies.

¿Qué puedo hacer para ayudar a mi hijo?

Sin duda, la mejor forma de ayudar a un bebé a aprender a gatear es asegurarse de que pase mucho tiempo acostado en el suelo en diferentes posiciones (con supervisión, por supuesto). Esto significa quedarse boca abajo, de lado y acostado de espaldas mirando hacia su cara o siendo estimulado a alcanzar juguetes.

Si su niño es mayor y nunca ha pasado por esta fase de desarrollo y las deficiencias en las capacidades descritas anteriormente continúan presentes, no es demasiado tarde para ayudarle a desarrollar estas habilidades a través de divertidas actividades.

Hay muchas maneras de ayudar a los niños a trabajar su coordinación bilateral, fuerza, equilibrio, movimientos recíprocos, coordinación y mucho más! Busque una evaluación junto a un Terapeuta Ocupacional para que éste pueda ayudar a percibir mejor cómo ayudar a su niño a desarrollarse plenamente!!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Derecho de los trabajadores en España:

Consejos para escoger un buen abogado

Receta de arroz negro para 4 personas