Cuáles son los beneficios nutricionales que se encuentran en las comidas para los ancianos

A medida que envejecemos, los hábitos alimenticios cambian. El apetito disminuye, las comidas son menos ricas, menos equilibradas, y el simple hecho de comer puede llegar a ser doloroso. Pero las necesidades energéticas no disminuyen. ¿Cómo evitar deficiencias, adaptar las comidas a las capacidades de los más mayores y lograr mantener una dieta diversificada?
Aquí hay algunos tips a tener en cuenta en la preparación de la comida de un anciano querido. De esta forma permanecerá saludable y comer siempre será sinónimo de placer y convivencia.

La importancia de la dieta

Una dieta variada y adecuada es esencial tanto para niños como para adultos. De hecho, vitaminas, proteínas, minerales y carbohidratos, cada uno tiene su importancia en nuestra salud y bienestar.
Las personas mayores a menudo son deficientes en ciertos nutrientes. Por lo tanto, su comida debe recibir una atención especial. Los nutrientes con el papel más importante en el cuerpo son:

Calcio y vitamina D

Los nutrientes esenciales para la salud ósea, el calcio y la vitamina D se encuentran en una variedad de alimentos. Entre estos están incluidos los productos lácteos. Previenen la osteoporosis y el riesgo de caídas.
Los suplementos dietéticos son necesarios para las personas que no tienen una ingesta óptima de calcio y vitamina D.

Proteína

Esencial para la salud, las proteínas son uno de los principales constituyentes de nuestro cuerpo. Actualmente, del 30 al 50% de las comidas consumidas por los ancianos tienen un contenido de proteínas insuficiente. Sin embargo, estos últimos contribuyen a la preservación de la masa muscular y son esenciales para el bienestar de nuestros mayores.
Los alimentos ricos en proteínas y que deben aparecer en las comidas de los ancianos son: carne y pescado, productos lácteos, legumbres, nueces y semillas y huevos.

Fibras

Son alimentos esenciales. Las fibras preservan la salud intestinal y reducen nuestro nivel de colesterol. Los alimentos que contienen fibra son panes, cereales, verduras, frutas y legumbres.

¿Cómo se deben componer las comidas de los ancianos?

Con la edad avanzada, el funcionamiento del cuerpo sufre ciertos cambios, como la duración de la digestión.
Como resultado, la dieta que consta de 3 comidas, separadas por al menos 3 horas, y una merienda al día, permite a nuestros adultos mayores mantener su salud.

Desayuno

Esta comida es muy importante para el bienestar de los ancianos, pero también para los más pequeños. De hecho, permite que el cuerpo se reabastezca después de oscurecer.
Un desayuno ideal debe consistir en un producto de cereal como pan o bizcochos. Tal vez un producto lácteo, así como una fruta o un jugo de frutas.

Almuerzo

La comida principal del día debe contener proteínas. En el menú: un aperitivo, un plato, un queso y un postre.

La merienda

Para regular el azúcar en la sangre, la merienda es un paso importante en las comidas de los ancianos. Puede consistir en una fruta, una galleta, un producto lácteo, así como una bebida caliente o fría.

Cena

Para fomentar una buena noche de sueño, la cena debe hacerse con cereales, sopa, requesón y compota, por ejemplo.
Es necesario proporcionar un pequeño refrigerio, en caso de despertarse por la noche, para ayudar al anciano a encontrar el sueño fácilmente. Esto puede estar compuesto de una fruta de una lechería o compota.

Otros artículos interesantes:












Comentarios

Entradas populares de este blog

Receta de arroz negro para 4 personas

Consejos para escoger un buen abogado

Apps para smartphones, un mercado para explotar